Carnitina

Enlaces patrocinados

La carnitina (conocida también como l-carnitina o levocarnitina) es sintetizada en el hígado, los riñones y el cerebro a partir de la lisina y la metionina, dos aminoácidos esenciales. La función principal de la carnitina es el transporte de ácidos grasos al interior de las mitocondrias, que a su vez son responsables de la producción de energía a nivel celular. Es decir, la carnitina es una sustancia que ayuda al cuerpo a transformar la materia grasa en energía.

Carne Roja - Alto contenido en CarnitinaNormalmente nuestro cuerpo es capaz de sintetizar en el hígado y los riñones toda la carnitina que necesita, sin embargo, en algunos casos existen problemas para esta síntesis natural y es entonces cuando se hace necesario utilizar suplementos que aporten dosis adicionales de esta sustancia. La fuente principal de carnitina son las carnes rojas, aunque también esta presente en cantidades mucho menores en los aguacates y los espárragos.

 

La deficiencia de carnitina provoca una disminución de la producción de energía y al mismo tiempo el aumento de masa del tejido adiposo.  El organismo es capaz de sintetizarla de forma natural a partir de los siguientes elementos:

  • lisina (que es un aminoácido esencial)
  • metionina (otro aminoácido esencial)
  • vitamina C, vitamina B3 y vitamina B6
  • hierro

La deficiencia de cualquiera de dichos nutrientes provocará una deficiencia de carnitina en nuestro organismo. Esta deficiencia puede ser de dos tipos:

  • Deficiencia sistémica, que afecta a todo el cuerpo y rara vez se presenta
  • Deficiencia miopática, que afecta únicamente al tejido muscular

Las causas que provocan una deficiencia de carnitina (o l carnitina) son variadas, como ya hemos comentado anteriormente, si se presenta una deficiencia de lisina o metionina entonces también habrá bajos niveles de carnitina, lo mismo ocurrirá si hay bajos niveles de hierro o vitamina C, vitamina B3 y vitamina B6. También es posible que los bajos niveles de carnitina puedan ser debidos a problemas hepáticos o renales que afectan a la síntesis de la molécula, una mala absorción intestinal o a un aumento de la necesidad de carnitina, por ejemplo debido a una dieta demasiado abundante en grasas o por causa del estrés.

Suplementos de CarnitinaComercialmente la carnitina puede encontrarse en varias formas, la más común es la l-carnitina, aunque también se comercializa en forma de l-acetilcarnitina que con frecuencia se usa en el tratamiento de Alzheimer y algunos trastornos cardiovasculares.

De un tiempo a esta parte la carnitina se ha puesto muy de moda en forma de suplemento deportivo, supuestamente porque mejora el rendimiento, ayuda a perder peso y aumenta la masa muscular. La realidad es que hasta hace poco los estudios serios no habían mostrado que efectivamente el uso de estos suplementos ayudasen a mejorar el rendimiento deportivo. A principios de Febrero de 2011 un estudio mostró que después de un largo periodo de suplementación (nada menos que 24 semanas!) si se mostraban signos de mejora en el rendimiento deportivo, ya que había un aumento del 21% de carnitina en los músculos de los participantes, por lo que estas personas quemaban más grasa y usaban menos glucógeno durante el esfuerzo físico, reduciendo asimismo la fatiga.

Más recientemente, en Abril de 2013 se ha publicado un nuevo estudio que ha generado bastante polémica en el que se afirma que el abuso de la carnitina podría incluso llegar a ser perjudicial para el organismo y provocar arteriosclerosis.

Hay que señalar que la carnitina nunca debe tomarse para tratar ningún tipo de enfermedad sin la correspondiente supervisión de un médico, que será la persona encargada de determinar si el uso de esta sustancia es adecuado o no, que tipo de variante se debe utilizar y cuales deben ser las dosis. En ningún caso se debe utilizar la carnitina como sustitutivo de ningún otro tratamiento o medicación recetada por un médico.